PUNTA UMBRÍA: Más que un destino de sol y playa.

Punta Umbría en pleno corazón de la Costa de la Luz es una de los destinos de Sol y Playa más importantes del país. Sin embargo, además de sus playas, el mar y su clima, Punta Umbría atesora un interesante pasado histórico que permite al visitante completar las actividades de ocio playero con otras de índole más cultural. Disfruta de esta desconocida herencia cultural y amplía tu imagen de Punta Umbría como destino perfecto para tus vacaciones.

Está claro que Punta Umbría es conocida mundialmente por la calidad de sus playas. Kilométricas playas de arena fina y dorada que hacen las delicias de todos los bañistas, con un océano a un temperatura ideal para refrescarnos en los días de verano y que suaviza la noches, convirtiéndolas en ideales para disfrutar hasta altas horas de la noche.

_MG_9030-Editar

En este articulo os presentaremos como las playas de Punta Umbría jugaron un papel decisivo de la historia en tres diferentes  episodios y que nos transportan a tiempos pasados, evidenciando la importancia de esta tierra y de estas costas. Estos hitos junto con una agenda cultural con infinidad de citas a lo largo de todo al año, convierten a Punta Umbría en un destino turístico completo, ideal para cualquier tipo de vacaciones, escapadas etc

PUNTA UMBRÍA: Bastión Defensivo

En el siglo XVI la costa de las hoy provincias de Huelva y Cadiz estaban a la merced de los piratas berberiscos, que realizaban sus fechorias a varios kilómetros tierra adentro. De hecho está documentado como la mayor parte de los territorios cultivables entre las desembocaduras del Guadalquivir y del Guadiana estaban sin producir puesto que se había producido un abandono de esta zona que estaba constantemente asediada por la piratería.

El rey Felipe II proyectó una serie de torres defensivas a lo largo de la costa que sirvieran de vigía y de de protección contra el ataque de estos desalmados berberiscos. Pero no fue hasta más allá del 1650 bajo el reinado de Felipe IV cuando estas torres quedaron terminadas.

PuntaUmbría 01

“Vista panorámica desde lo alto de la Torre Almenara”

Entre estas torres tenemos la Torre Almenara de Punta Umbría, conocida como TORRE UMBRÍA, que es de las que están mejor conservadas. Se puede ver perfectamente su porte troncocónico con entrada elevada mediante escalera o escala, que era recogida o replegada en caso de ataque.

En el interior dos pequeñas cámara una sobre otra, prácticamente acorazadas por el grosor de sus muros y con una pequeña escalera que permitía subir de una a otra y a la parte superior de la torre almenada para la defensa de la misma.

PuntaUmbría 06
PuntaUmbría 08

Algunas de estas torres, como era el caso de la de Punta Umbría contaba con piezas de artillería rudimentarias, pero su función principal era la de vigilancia utilizando hogueras para avisar a la población.

Las torres se conectaban visualmente unas con otras, de hecho desde lo alto de la torre almenara se pude distinguir perfectamente la torre Arenilla que se eleva junto a la desembocadura del Tinto y del Odiel. Por el margen occidental la más próxima se encontraba en el fuerte de San Miguel junto lo que es hoy El Rompido y de esta a la torre del Catalán entre el Terrón y La Antilla.

PUNTA UMBRÍA: El Retiro Colonial Británico

Otro de los momentos más interesantes de la historia de Punta Umbría se da a finales del siglo XIX y principios del siglo XX y fijará la impronta de Punta Umbría como destino de vacaciones, descanso y relax. Durante muchos años y durante la explotación colonial de la minas de Riotinto y de toda la comarca minera onubense por los británicos, estos eligieron Punta Umbría como lugar para pasar días de descanso y relax, incluso de purificación pulmonar. En esa época las teleras de mineral altamente contaminantes eran de uso continuado en las explotaciones en Huelva, aun siendo totalmente prohibidas en la metrópoli.

PuntaUmbría 11

Los humos y los vapores que se producían en estas “quemas” de mineral con el objeto de extraer la mena de la ganga eran muy perjudiciales para el sistema pulmonar de la población. La compañía británica, muy consciente del daño que producía este sistema de “depuración” trasladaban con cierta frecuencia a los miembros del staff a Punta Umbría para que tomaran “aires limpios” y depuraran el sistema respiratorio.

De esta forma se construyeron en Punta Umbría diferentes edificaciones de estilo colonial para alojar a los trabajadores británicos que aquí estaban destinados… pero solamente a los británicos. De hecho los empleados británicos destinados en las minas de Riotinto obedecían un estricto régimen de vida Victoriano exigido por la empresa que incluso impedía intimar con la población autóctona.

Fruto de todo aquello, aun se conservan en Punta Umbría diferentes constricciones de aquella época, o basadas en las casas que en aquel momento se construyeron, se caracteriza por ser viviendas elevadas sobre el terreno unos metros con una doble función: Alejar la planta de la vivienda de la arena y del movimiento de esta, evitando que entre la casa, mantenerla aislada del calor que proviene del suelo y crear un espacio de sombra y corriente de aire bajo la vivienda.

El ayuntamiento de Punta Umbría ha construido una recreación de una de estas casas coloniales y se puede visitar como casa museo. En ellas además de ver la reconstrucción podemos observar gran cantidad de muebles y de ajuar original de la época. Así mismo podemos ver en diferentes dioramas como fue la vida y las costumbres de estos británicos en nuestra tierra.

Merece la pena la visita de esta casa museo y de disfrutar de todos lo que nos ofrece. Para más información os remitimos a la web del ayuntamiento, donde podéis ver los horarios de visitas y más información adicional

PUNTA UMBRÍA: Operacion Mincemeat

Hace nada más y nada menos que 75 años Punta Umbría fue el escenario de uno de los hechos históricos más importantes de todo el siglo XX. Un hecho bastante desconocido para muchos pero que poco a poco va cobrando la importancia histórica que le corresponde y a Punta Umbría el papel de que le corresponde en el mismo.

Durante la Segunda Guerra Mundial los británicos decidieron ejecutar un plan (Operación Mincemeat )  para engañar al alto mando alemán de que  la ofesiva aliada al continente se realizaría por lo Balcanes en lugar de por Sicilia.

Para ello la armada británica preparó un cadáver de un fallecido por causas desconocidas en Inglaterra, vistiéndolo con ropa de oficial británico y con documentación falsa donde se recogían el plan de ataque aliado a los Balcanes.

El 30 de abril de 2018, justamente hace setenta y cinco años, el Seraph buque submarino de la armada británica arrojaba el cadáver de William Martin a las costas de Punta Umbría, siendo encontrado horas más tardes en las playas de El Portil por marineros puntaumbrieños que entregaron el cadáver y la documentación a las autoridades franquistas que lo pusieron a disposición del cónsul Alemán en Huelva.

El alto mando alemán dio por buena la documentación que encontraron junto al cadáver y trasladó el grueso de las tropas Germano Italianas a la zona de los Balcanes lo que facilitó el asalto aliado a Sicilia y la invasión de la península Itálica por el estrecho de Messina.

Lapida_de_William_Martin

El éxito de la Operación Mincemeat fue total y podemos asegurar que fue determinante para la victoria aliada en el frente europeo acortando en gran medida la duración de la guerra que podría haberse alargado durante varios años más, aumentando más si cabe las bajas en ambos bandos de la contienda.

Williams Martin, el “Hombre que nunca existió” ha dado origen a multitud de leyendas y de historias, incluso películas o episodios de series de televisión. Aún se puede visitar su tumba en el cementerio de Huelva donde nunca falta un ramo de flores en su lápida.

En este 75 aniversarios se han publicados numerosos libros con material inéditos que dan el valor que se merece este hecho histórico donde nuestra tierra y nuestras gentes fueron protagonistas. Si quieres conocer más sobre esta historia te recomendamos que no te pierdas la web especialmente creada para este aniversario de la Operación Mincemeat:

Estos tres hitos históricos son solo parte del gran legado cultural de Punta Umbría, que la convierten, como hemos dicho al comienzo de este artículo, no solo en la capital del turismo de sol y playa de la provincia de Huelva, sino también en un referente como Destino Total Turistico, donde las actividades más lúdicas y de ocio se pueden conjugar a la perfección con otras más culturales.

A todo ello hay que comentar que esta faceta más cultural se une con una extensa agenda de eventos culturales y gastronómicos que se extienden por todo el calendario anual y a portan al visitante un plus a la hora de planificar sus vacaciones.

Y como no para planificar tu estancia en Punta Umbría nada mejor que el buscador lider de Hoteles donde podrás encontrar como siempre la mejor oferta a tus intereses

Booking.com