JUAN RAMÓN JIMÉNEZ: Casa Museo

Juan Ramón Jiménez, escritor nacido en Moguer, andaluz universal y premio Nobel de Literatura, es sin duda alguna el onubense más conocido no solo en España sino a nivel mundial. Como escritor su obra es clave para toda la literatura en habla hispana del siglo XX y como onubense llevó nuestra tierra hasta todos los confines del planeta con obras como Platero y Yo traducido nada más y nada menos que a 48 lenguas diferentes.

CASA MUSEO JUAN RAMÓN JIMÉNEZ Y ZENOBIA CAMPRUBY

La verdad es que la casa Museo Juan Ramón Jiménez es un visita obligada a todos lo que vienen a nuestra tierra, pero fundamentalmente para todos los onubenses que sentimos que nuestra tierra “es algo más”.

Recepción

Recepción de la Casa Museo en el antiguo patio acristalado.

La Casa Museo no solo recibe el nombre del Premio Nobel, sino también de su esposa Zenobia Campruby que para el que no lo sepa es la figura más importante en la vida de Juan Ramón, ya que no solo ejerció de esposa, secretaria, traductora, chófer, fuente de inspiración, y un largo etc, sino además desarrolló todo tipo de actividades económicas y de negocios que permitieron al matrimonio dedicarse por entero a la literatura. Zenobia, fue una mujer adelantada a su época, por ejemplo fue de las primeras mujeres en tener carnet de conducir en España, viajera empedernida, moderna, alegre y divertida siendo antagonista al carácter más reservado, melancólico y depresivo  de su marido, de la que tenía tal dependencia emocional en la vida que al poco tiempo de fallecer ella, Juan Ramón no pudo superarlo y falleció  al poco tiempo.

Zenobia

Busto de Zenobia que se encuentra en la Casa natal de Juan Ramón

No vamos a escribir una biografía de ninguno de los dos, hay información de sobra en internet o en cualquier enciclopedia. Recomendamos encarecidamente una visita a la web de la Fundación Juan Ramón Jiménez y ahí podéis encontrar una magnifica información sobre la vida y obra no solo del escritor sino también de Zenobia.

Hablando de Zenobia, este año se cumplen 100 años de la boda de Juan Ramón y de Zenobía, y por tanto se cumple también el centenario de uno de los libros de poesía más interesantes de Juan Ramón Jiménez: “DIARIO DE UN POETA RECIÉN CASADO”

Una vez identificado los actores principales de “nuestra novela” podemos centrarnos en describir su Casa Museo y en explicar su visita. Y lo primero que tenemos que saber es que la Casa Museo, no es la casa natal de Juan Ramón.

En la casa que nació fue vendida por su familia a los poco años de nacer Juan Ramón, ya que  se trasladaron a la que ahora es la Casa Museo, porque era mucho más céntrica en la época de finales del siglo XIX. Sin embargo recientemente la casa natal de Juan Ramón ha sido restaurada y se ha creado un Museo Etnográfico que pone en situación al visitante sobre cómo era la vida en Moguer en tiempos de Juan Ramón. También recomendamos la visita como elemento adicional, y  posteriormente la comentaremos.

 

La Casa Museo, en la actual calle Juan Ramón Jiménez Nº 10, es una casa típica señorial andaluza, ya que el estatus de la familia Jiménez era bastante alto en aquella época gracias a los negocios de vinos de la familia. La casa se distribuye alrededor de un patio con cubierta acristalada, en dos plantas unidas por una amplia escalera. En la planta baja dispone de varias dependencias y un patio trasero que disponía de cuadra y en la planta alta estaban los dormitorios y despachos.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ- 25

La visita comienza con una proyección de un audiovisual sobre la vida y obra de Juan Ramón en una sala con recuerdos gráficos del autor y con objetos tan valiosos como el Telegrama que recibió de la Academia Sueca anunciándole la consecución el Nobel de literatura en 1956. La medalla del Nobel se encuentra depositada en Puerto Rico en un museo dedicada a su persona ya que allí vivía Juan Ramón cuando se le fue otorgada la tan afamada condecoración.

La visita continúa por la biblioteca personal de Juan Ramón dotada con más de 4000 libros y 7500 revistas. Un legado impresionante y que refleja no sólo el nivel cultural del Matrimonio Jiménez-Campruby, ya que observando las revistas y colecciones que atesoraban, se descubre que a la pareja le apasionaban todo tipo de temas desde la mecánica del automóvil, los viajes y todos lo temas “modernos” de la época. Dentro de las vitrinas podemos observar ejemplares de diversas publicaciones realizadas por Juan Ramón, como las revistas literarias Índice o algunas obras literarias  dedicada por sus propios autores como Federico García Lorca, etc.

Biblioteca de Juan Ramón

Revistas Publicadas por Juan Ramón o que participó como autor.

 

Otras salas de la planta baja están dedicadas a la Fundación y son salas reservadas al estudio de la documentación que la Fundación tiene depositada.

En la planta alta podemos observar el despacho de Juan Ramón, donde el escribía y pasaba largas jornadas, aunque podemos encontrar una  máquina de escribir, esta, si duda, pertenecía a Zenobia ya que Juan Ramón escribía todos sus textos a mano y de una forma muy singular que pocos conocen:

Mis ideas ortográficas:

Se me pide que escriba algo en “Universidad” sobre mis ideas ortográficas; o mejor dicho, se me pide que esplique por qué escribo yo con jota las palabras en “ge”, “gi”; por qué suprimo las “b”, las “p”, etc., en palabras como “oscuro”, “setiembre”, etc., por qué uso “s” en vez de “x” en palabras como “excelentísimo”, etc.

 Primero, por amor a la sencillez, a la simplificación en este caso, por odio a lo inútil. Luego, porque creo que se debe escribir como se habla, y no hablar, en ningún caso, como se escribe. Después, por antipatía a lo pedante. ¿Qué necesidad hay de poner una diéresis en la “u” para escribir “vergüenza”? Nadie dice “excelentísimo” ni “séptima”, ni “transatlántico”, ni “obstáculo”, etc. Antiguamente la esclamación “Oh” se escribía sin “h”, como yo la escribo hoy, y “hombre” también. ¿Ya para qué necesita “hombre” la “h”; ni otra, “hembra”? ¿Le añade algo esa “h” a la mujer o al hombre? Además, en Andalucía la jota se refuerza mucho y yo soy andaluz .[…]

 

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ- 11

Siguiendo con la visita podemos descubrir el dormitorio de matrimonio, una habitación de invitados, una sala de estar y la recreación de un baño de la época. Todo ricamente decorado con enseres de la pareja, ropas y vestidos y sobre todo con cuadros pintados por Juan Ramón, ya que la pintura fue la primera vocación artística de nuestro moguereño universal.

 

El patio de la casa es amplio y alberga un pozo y una estatua de Platero, el famoso burrito que inmortalizó Juan Ramón en unos de sus libros más conocidos, pero sin embargo de menor importancia literaria respecto al resto de la obra Juanramoniana.

Patio

Patio de la casa de Juan Ramón

Una hora aproximadamente donde redescubres a uno de los autores andaluces más importante de todos los tiempos.  Desde Viajar por Huelva queremos  agradecemos al personal guía de la Casa Museo por hacer tan ameno la visita, aportando gran cantidad de información, sobre todo de aquella que no suele aparecer en las biografías  del  autor y sobre Zenobia, que hacen de la visita una autentica experiencia cultural.

Para más información sobre precios y horarios de visitas, recomendamos visitar la web de la Fundación Juan Ramón y Zenobia en la sección de Servicios.

EN LOS ALREDEDORES de la Casa Museo

En los alrededores y siguiendo con nuestra temática principal que es la vida de Juan Ramón Jiménez, no podemos dejar de visitar, como hemos comentado anteriormente, su Casa Natal.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ- 30

Está casa se encontraba muy cerca del puerto de Moguer y desde ella la familia Jiménez controlaba la salida de su mercancía y botas de vinos hacia los diferentes mercados. En esta casa nació Juan Ramón el 23 de diciembre de 1881, y vivió hasta aproximadamente los cuatro años de edad. Pero su padre decidió mudarse porque al estar tan cerca al puerto de Moguer, la casa terminó rodeada de tabernas con el típico ambiente portuario de principios de siglo y trasladó a la familia hacia la que es actualmente la Casa Museo por su situación mucho más céntrica.

edciones Platero

Varias ediciones de Platero y Yo traducidas a diversos idiomas

En vida de Juan Ramón y desde el ayuntamiento de Moguer se le consultó en cuál de las dos casas le preferiría que se convirtiera en sede de su Fundación y Museo, y el autor eligió la casa más céntrica porque es donde había pasado más tiempo y tenía muchos más recuerdos.

La Casa ahora convertida en Museo Etnográfico, nos enseña a través de diferentes maquetas, esquemas y diagramas, la vida en Moguer de finales del XIX y principios de XX. También dispone de una colección de objetos de Juan Ramón y Zenobia y de otros autores moguereños como Francisco Garfias López. La visita es gratuita y guiada y es muy interesante para complementar la realizada a la Casa Museo de Juan Ramón. La casa natal se encuentra en la C/ Ribera nº2.

patio casa natal

Patio de la casa natal de Juan Ramón donde se celebran conciertos y recitales los mese de verano

Relacionados con Juan Ramón Jiménez podemos visitar el Paraje y la Casa de Fuentepiñas, La finca Nazaret con su complejo turístico que fue propiedad del médico personal de Juan Ramón Jiménez y el cementerio de Moguer, donde están enterrados los restos de nuestro insigne escritor y de Zenobia en el Patio de San Pedro.

Fuera del ámbito Juanramoniano es imprescindible la visita al Convento de Santa Clara de la que ya daremos más información próximamente.

Y evidentemente Moguer forma parte de los Lugares Colombinos y a pocos kilómetros podremos encontrarnos La Rábida, con su convento y el muelle de las Carabelas, que son las replicas de las que usó Colón en su viaje al “Nuevo Mundo”

DÓNDE COMER en Moguer

Para comer recomendamos el restaurante La Parrala, situada en la plaza del Convento de Santa Clara. La Parrala es un restaurante veterano ya que abrió sus puertas hace ya décadas, pero sigue siendo punto neurálgico de la gastronomía del El Condado de Huelva. Dispone de cómodos salones, así de una amplia terraza con unas vistas magnificas a la plaza. La carta bastante completa: es variada en carnes, pescados y mariscos, pudiendo servir raciones o por platos lo que te permitirá establecer un menú de degustación si vais en pareja o en grupo. Tiene varios platos y guisos como especialidad del que destacamos el Atún a la Naranja que hará las delicias de los visitantes. Un lugar muy recomendable con una buena relación calidad/precio que seguro que no os defraudará.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ- 29

Otros lugares típicos de Moguer para comer son: Restaurante El Lobito o El Restaurante Bodeguita de Los Raposos; pero como decimos siempre en la provincia de Huelva es muy difícil equivocarte a la hora de elegir dónde comer.

PASAR LA NOCHE en Moguer

Para pasar la noche hay donde elegir, en el mismo Moguer, podemos quedarnos en La Finca Nazaret, que es un complejo hostelero con un pequeño hotel en un enclave rodeado de naturaleza y que perteneció al medico y amigo personal de Juan Ramón Jiménez. Pero como siempre recomendamos el uso del buscador de BOOKING donde podéis encontrar la mejor oferta y que os resulte más interesante.



Booking.com

CÓMO LLEGAR a Moguer

Para llegar a Moguer desde Huelva tenemos dos alternativas de similares características:

.- Dirigirnos hacia La Rabida, por la avd Montenedro y cruzar el polo químico. Llegar hasta Palos de la Frontera y desde alli a Moguer

.- Dirigirnos por la autovía A-49 hasta San Juan del Puerto y desde allí a Moguer.

Si venimos de las playas de Mazagón o Matalascañas tomaremos la A-494 en la misma rotonda de entrada a Mazagón que nos conducirá hasta Moguer.

El casco urbano de Moguer no es muy grande sobre todo su zona centrica. Debemos aparcar tal como tengamos oportunidad ya que en el centro urbano es complicado encontrar aparcamiento y dirigirnos caminando hasta el centro, disfrutando de las hermosas calles de Moguer y sus plazas.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ- 28

En el nº 10 de la calle Juan Ramón Jiménez nos encontraremos la casa con una placa indicativa, no muy grande en la puerta. No tiene grandes señales ostentosas ni nada que me permita de lejos dislumbrar cual es, e incluso si no vamos pendiente a la numeración podríamos hasta saltárnosla.

MÁS FOTOGRAFÍAS.

Si quieres disfrutar de más fotografías puedes verlas en nuestro Flickr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *