ROMERÍA DE SAN BENITO EN EL CERRO DE ANDÉVALO

Alrededor del primer domingo de Mayo, siempre, se celebra en el Andévalo onubense la manifestación cultural y religiosa más antigua de la provincia: La Romería de San Benito Abad, en el Cerro de Andévalo. Disfrutar de esta romería es participar de los instantes y los momentos de una fiesta hecha para los sentidos. Aquí, el Andévalo atesora y guarda los mayores atractivos culturales que puede ofrecer, los atuendos, las puntas de las tocas, los sombreros, las joyas de las Jamugueras, los bailes, los Lanzaores,  son simplemente espectaculares. Una maravilla del folclore onubense que comienza en la Mañana de Albricias y alcanza su máximo esplendor en mayo.

Romería de San Benito Abad en El Cerro de Andévalo.

Para comprender la riqueza de esta romería hay una serie de aspectos que es necesario entender. Cada año la hermandad de San Benito elige a un Mayordomo y a una Mayordoma. Estos, de entre su familia y su circulo de amistades íntimos, escogen a los Lanzaores y a las Jamugueras.

Estas ultimas visten con unos Trajes Típicos con un valor material nada desdeñable, donde los bordados en oro sobre  tejidos de telas preciosas conjugan un conjunto excepcional. Pero si increíble es el valor material, más maravilloso es su valor cultural y folclórico porque, tradicionalmente, los trajes como las joyas que los decoran en gran profusión, van pasando de generación en generación. Incluso se realizan una serie de prestamos de estos adornos, de estas joyas y prendas preciosas, como las puntas de bolillo o las tocas, entre las diferentes familias para enriquecer aun más estas vestimentas.

Todo comienza el domingo de Resurrección, al alba, tiene lugar la Mañana de Albricias, día de presentación de la Mayordomía, cuando los Lanzaores y Jamugueras recorren todas las calles del pueblo y realizan sus primeros bailes y danzas, muy antiguos, ancestrales, como la Folía y el Poleo al son de los tamborileros. Estos bailes se trasmiten de generación en generación y han perdurado hasta nuestros días gracias a la romería.

El jueves anterior al primer domingo de mayo, que marca los días de la romería, se celebra el día de “Faltas” o de “Lucimiento”. Es el día donde se realiza la puesta de largo. En este acto una comitiva a pie, dirigida por el Prioste y formada por los Lanzaores y los tamborileros, van recorriendo el pueblo recogiendo sucesivamente las Jamugueras y silletines. Las Jamugueras son esperadas en las puertas de sus casas por una comitiva cada vez más amplia. Al salir por la puerta, los vivas a San Benito se mezclan con el inconfundible sonido de los tamborileros y la emoción inunda el momento creando un emotivo espectáculo.

Las Jamugueras lucen espectaculares, magníficas, de los pies a la cabeza, donde un sombrero de plumas con lazos remata las vestimentas.

Una vez recogida a todas las Jamugueras y Silletines, la comitiva se dirige hacia la casa de los Mayordomos, momento donde el Prioste coloca las bandas de San Benito al Mayordomo. A las puertas de las casa los Lanzaores inician un baile al son de los tamborileros y formado un pasillo con las lanzas en alto, reciben la salida de los mayordomos y de toda la comitiva.

El traje del Mayordomo se diferencia del de los Lanzaores por que lleva dos bandas de terciopelo bordadas, azul y roja, cruzadas por el pecho, mientras que los Lanzaores solo llevan una, verde o roja según la posición y orden que ocupen en los bailes. Van vestidos con Chaquetillas y pantalones negros y botonadura de plata.

El traje de Mayordoma es similar al de las Jamugueras, aun más rico, y se diferencia principalmente por la cinta del sombrero de plumas, que es de color rojo, y por una Joya especial que es un medallón de Santiago Apóstol a Caballo.

Una vez todos los protagonistas en la calle, comienza un desfile por casi todas las calles del pueblo para Lucir los espectaculares atuendos, por eso se llama del Lucimiento. Al llegar a diferentes plazas en el pueblo las comitiva se detiene y los vecinos se acercan a las Jamugueras a contemplar las diferentes Joyas y atuendos que llevan. En este mismo acto las familias que han prestado diferentes joyas o elementos del vestuario comprueban que va todo como debe de ir y se buscan “Las Faltas” que puedan tener para que de tiempo a corregirlas antes de la Romería que comenzará el sábado.

Finalizado este desfile y ya con el Estandarte del Santo, que es portado por el Prioste, se dirigen a la Iglesia de Santa María de Gracia donde los Lanzaores vuelven a realizar un baile y un pasillo la los miembros de la comitiva para que accedan al interior de la iglesia y participar en la misa y, posteriormente, escuchar el Pregón.

Acabados estos actos las Jamugueras bailan por primera vez con sus gorros o sombreros, con sus trajes, sus joyas, con sones de gaita y tambor que se adentran en el pasado y se proyectan cada año hacia el futuro.

El sábado siguiente comienza la Romería, un camino de largas horas que se dirige hacia el Santuario de San Benito, cercano a la aldea de Montes de San Benito. Cabresteros, jamugas, coberteras, pechos petral, las tres vueltas, el caldo, el Santo Dios, la cidra al alba, … más y más momentos que finalizan el lunes de vuelta, con un nuevo  y nueva mayordomo y mayordoma, nuevas ilusiones.

Se culmina con el miércoles y jueves del dulce, un momento de comunión entre una familia que termina y otra que empieza.

Es la romería más antigua de la provincia de Huelva, en honor a San Benito Abad en el Cerro de Andévalo. Distinta, diferente, sin igual, y contada por todos así, llena de momentos, imágenes y sonidos que te esperan.

¿Cómo llegar a El Cerro de Andévalo y a la ermita de San Benito?

Más fotos del Lucimiento.

Si quieres disfrutar de más fotografías del día del Lucimiento por las calles de El Cerro de Andévalo visita nuestra página de FLICKR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *