MATALASCAÑAS: Escapada fin de semana (Parte Iª)

Matalascañas pertenece al termino municipal de Almonte, y es uno de los destinos de sol y playa más importantes de toda la provincia e incluso de toda  Andalucía. Sin embargo, gracias a su cercanía con el Parque Nacional de Doñana y todo su entorno, nos permite combinar unas jornadas de disfrute playero con otras de naturaleza por el parque natural, o más de tipo cultural, recorriendo los diferentes pueblos del condado y sus ricos patrimonios.

MATALASCAÑAS: Escapada fin de semana (Parte Iª)

Desde ViajarporHuelva.com queremos reivindicar que la provincia de Huelva es más que un destino turístico de sol y playa por ello hemos decidido dividir la estancia en Matalascañas en dos jornadas, como mínimo: Una de ellas más lúdica destinada a disfrutar de todos lo encantos que nos ofrece la siempre maravillosa playa de Matalascañas y otra jornada más cultural, donde nos dejaremos sorprender con las maravillas que nos ofrece el Parque Nacional de Doñana y los pueblos de su entorno.

Para combinar a la perfección todas las posibilidades que este entorno nos ofrece podemos  contar con la ayuda de los amigos de ADIVINE, Tours and Wines, una joven empresa turística que se encarga de organizar unas estupendas excursiones que aúnan a la perfección el turismo natural por Doñana, el patrimonio cultural de los pueblos del entorno y además están especializados en el turismo enológico, añadiendo un plus a sus diferentes excursiones ya que en todos sus recorridos subyace la cultura del vino, que está completamente integrada en Doñana y en las localidades del Condado onubense.

De los diferentes Tours que ofrecen podríamos realizar el llamado Tour Entre Copas de Pinos y Viñas ya que en una sola jornada os permitirá conocer parte importante del Parque Nacional de Doñana, como es el Palacio del Acebrón y el sistema de marismas junto a la aldea de El Rocío y  a su vez el rico patrimonio vitivinícola y cultural de los pueblos del condado.

Podemos establecer la “base de la expedición”  en el agradable Hostal Victoria en pleno corazón de Matalascañas, muy próximo a la zona de Caño Guerreo. Este Hostal ofrece una serie de características que nos resultan ideales para esta escapada a Matalascañas:

.- Es un Hostal reformado y muy bien cuidado y gestionado.

.- Ofrece Parking y Wifi gratis

.- Dispone de Aire Acondicionado

.- Es un lugar Libre de Humos, ni siquiera tiene zonas para fumadores.

.- Está alejado de la zona de marcha, así que el descanso está asegurado después de “las duras jornadas” de ocio

.- Está situado cerca del paseo marítimo, evitando las aglomeraciones que se producen en las calles a pie de playa.

.- Aunque no ofrece desayuno ni otras comidas, está cerca de varias cafeterías que te dan a la perfección este servicio.

.- Y por ultimo y la clave del éxito del Hostal Victoria es Mario, el propietario y gestor del establecimiento. Es una persona comprometida con la calidad de sus servicios, un perfecto anfitrión y cuida en todos los detalles a sus huéspedes facilitándoles su estancia en su Hostal.

Nosotros vamos a recomendar disfrutar de un primer día de ocio playero para permitirnos descansar de todo el ajetreo de la semana de trabajo. Una vez descansados y relajados, el segundo día lo dejaremos para disfrutar de Doñana y su entorno. Aunque como bien dice el refrán el orden de los factores no altera el producto y podríamos alterar el orden en función de nuestras necesidades y/o preferencias.

Amanece un buen día en Matalascañas, casi de verano, con un sol espléndido que nos augura una magnifica jornada de sol y playa. Después de desayunar y embadurnarnos de crema protectora, ya que el índice de rayos Ultra Violetas (U.V.) es alto y no queremos achicharrarnos la piel, bajamos entre las diferentes calles hasta acceder al magnifico Paseo Marítimo de Matalascañas.

El paseo marítimo de Matalascañas tiene una longitud total de 4,5 km y cuenta con más de 70 accesos a la playa. Muchos de ellos cuentan con rampas de acceso además de las escaleras y plataformas de madera para acceder más fácilmente a la orilla.

Antes de acceder a la playa para darnos el primer baño de sol y sal, podríamos dar un pequeño paseo hacia el levante. Así descubrimos que la playa y el paseo están dotados con todo tipo de servicios como son: Aseos, vestuarios, duchas, parques infantiles, etc.

Unos servicios de primera calidad para una de las mejores playas de toda España.

Como seguramente el calor ya nos estará haciendo mella es el momento de acceder, por cualquiera de los cómodos accesos, desde el paseo marítimo hasta la playa. La extensión de esta es tal que no nos costará trabajo, como en otros lugares, el encontrar una ubicación idónea.

No obstante debemos de recordar que Matalascañas es una playa atlántica y por tanto las mareas son bastante amplias durante todo el año y deberemos ser consientes a la hora dejar nuestros enseres en la orilla, no se los vaya a llevar las olas.

No hace falta que le expliquemos a nuestro público como se disfruta de la playa, pero posibilidades hay infinitas y más en una playa tan bien dotada para el turismo como es Matalascañas.

Si el calor comienza a apretar podría ser un buen momento para dejar la playa, y sin abandonar el paseo marítimo buscar cualquiera de los establecimientos hosteleros que nos permitirán tomar un buen tentempié.

La oferta es increíblemente extensa, posibilidades casi infinitas. Desde Restaurantes a pie de playas, típicos chiringuitos, pizzerías, locales de comidas rápidas etc.

Como somos expertos en estas lides, os vamos a hacer un recomendación sea cual sea vuestra opción. Adelantar lo más que podáis la hora de la comida, si es posible evitar la hora de máxima afluencia e intentad ir una hora antes, es decir para empezar a comer a las 13.00. Con esto nos garantizaremos varias cuestiones:

1.- Encontraremos mesa y sitio con mayor facilidad (sobre todo si somos un grupo numeroso)

2.- Seremos atendidos con más diligencia, sea cual sea el tipo de negocio al que acudiremos.

3.- Una vez comido podemos alargar nuestra estancia con los postres y el café, pero habremos evitado la típica “bulla” de estos establecimientos.

Os vamos a recomendar un establecimiento que resulta difícil de etiquetar, puesto que aúna en un mismo negocio, un restaurante, un Pub Chill Out, una cafetería, etc. Bajo el nombre de “Ambos Mundos”, como su denominación indica, os permitirá disfrutar del local independientemente de la hora o de lo que vayáis buscando. Uno de estos establecimientos que en otros lugares pueden llamarse GastroBar pero que aquí se le conocen como “Chiringuitos Modernos”

En el “Ambos Mundos” podremos disfrutar tanto de un refrigerio como de un buen menú de comidas, uno normal por unos 12 euros y otro gourmet por unos 18. Además podrás pedir a la carta y elegir lo que más te guste. Optes por la opción que decidas, seguro que aciertas. La calidad del producto es bastante buena y el servicio es como poco decente. Recomendamos el atún, que es una de sus especialidades y seguro que no os defrauda.

Reconocemos que la palabra Chiringuito lleva unas connotaciones algo peyorativas, pero nada más lejos de la realidad. En Huelva los chiringuitos son autenticas instituciones, ya sean de madera con cubierta vegetal, o éste que recomendamos, todo un lujo de terraza con cortavientos de cristal, que nos permitirá disfrutar del mismo en toda las épocas del año.

Una vez comido, es el momento de buscar una buena sombra y practicar uno de los mejores deportes que se pueden realizar en las playas de Huelva: Dormir una buena siesta.

Sombra, la podemos buscar o bien con nuestra propia sombrilla, o bien, si somos más comodones, alquilar unas buenas tumbonas con sus correspondientes parasoles en los muchos puntos disponibles a lo largo de la playa. Los precios son relativamente asequibles y siempre tendremos la ventaja de no tener que viajar cargado a la playa y tendremos mucho más libertad de movimiento.

Después del merecido descanso, disfrutaremos del mar y nos refrescaremos y así hacer algo de tiempo y esperar que el sol empiece a caer.

En verano, las horas de sol en Huelva, como en todo el hemisferio norte, se magnifican, pero aquí parece que se alargan aun más, ya que al encontrarnos tan al occidente y dentro de la misma franja horaria que Berlín, el sol se pone algunos días más allá de las 22 horas.

A medida que el sol va cayendo podemos dar un nuevo paseo, o bien por la playa o por el mismo paseo marítimo, para poco a poco enfrentarnos cara a cara con el ocaso y vivir uno de los espectáculos más interesantes que la provincia de Huelva puede ofrecer: Una Puesta de Sol en la Costa de la Luz.

Da igual la playa de Huelva en la que os encontréis, la puesta de sol os dejará boquiabiertos y las luces y colores de cielo os maravillaran y  no os dejará indiferentes.

Un magnifico lugar para disfrutar de la puesta de sol es junto al Faro de Torre la Higuera. Tanto desde el terraplén donde se asienta, con fácil acceso desde el paseo marítimo o desde los resto de la Torre Almenara en la orilla. Tanto desde un lado como desde el otro la puesta de sol es una maravilla.

Acabado el espectáculo del ocaso, podemos aprovechar la hora azul, antes de que anochezca del todo, para ir volviendo sobre nuestros pasos y localizar donde poner punto y final a la jornada.

Ya esto es cuestión de gustos, de edades y otras situaciones. Pero lo bueno es que Matalascañas da respuestas a todas las opciones y ofrece al visitante tantas posibilidades como este se puede imaginar.

Nosotros recomendamos una buena cena a la orilla del mar acompañado de nuestra pareja o amigos, por ejemplo en la terraza del mítico Restaurante Los Pepes, sobre el paseo marítimo.

Aquí podremos disfrutar de una de las mejores cocinas de la costa y a un precio razonable. Con una interesante carta que engloba lo mejor de la gastronomía onubense, tanto costera como de tierra adentro. Os recomendamos una buena ración de coquinas y pedir algún pescado de la costa, como la corvina o la anchova, a la plancha o en guiso. Espectacular.

Para acabar, un licor acompañando alguno de sus postres caseros tan deliciosos como la tarta de Naranjas, viendo como poco a poco la Luna va cobrando altura sobre el mar y va iluminando su orilla.

Una jornada de playa intensa, no tanto por la actividad física como por el disfrute, que acabará pasada la media noche y nos invitará a retirarnos a nuestros aposentos, antes de que nos animemos a seguir de fiesta. Al día siguiente tendremos concertadas nuestra visita a Doñana y a su entorno, por lo que consideramos que una retirada a tiempo por la noche es una victoria asegurada por la mañana.

Pero esto ya os lo contaremos en la segunda parte de este Artículo sobre el fin de semana en Matalascañas, con la visita organizada por  Adivine Tours and Wine  a Doñana y a una de las más interesantes bodegas de todo el condado de Huelva: Bodegas Iglesias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *